NOTICIAS

Junta de Accionistas

La Unión Deportiva Logroñés buscará el regreso al fútbol profesional con un presupuesto de 3,2 millones de euros

Volver

01/10/2021 19:55

La Junta General de Accionistas ha aprobado las cuentas anuales, que se han cerrado con un déficit de 2.497 euros

El presidente Revuelta ha explicado de primera mano los problemas de la ciudad deportiva y ha insistido en que “no voy a abandonar ni el club ni la construcción de la ciudad deportiva, si no es en Logroño será en otro sitio, pero se hará”

La Unión Deportiva Logroñés ha celebrado su Junta General de Accionistas anual con un punto clave a tratar en el orden del día: la aprobación de las cuentas. Así, se han repasado los detalles económicos del ejercicio 2020-21, en el que la entidad blanquirroja formó parte de LaLiga SmartBank. En dicha campaña se ejecutó un presupuesto de 7.688.865 millones de euros, con un resultado de 2.497 euros de déficit.

Asimismo, en el encuentro liderado por el presidente Félix Revuelta se ha dado el visto bueno al presupuesto de gastos de la actual temporada, que asciende a 3.231.098 euros. “Estamos apostando fuerte por el club y la realidad es que generamos más ingresos y también contamos con la ayuda del descenso, de la que este año usaremos el 50%, 625.000 euros”, ha aclarado Revuelta, máximo accionista blanquirrojo.

En el repaso de las cuentas, el mandatario ha destacado que “la entidad está saneada, es potente y tiene un capital social de 5,4 millones de euros, con casi 1,3 millones de euros de patrimonio en los terrenos de la ciudad deportiva”. Precisamente ese ha sido uno de los puntos que ha ocupado gran parte del encuentro entre los accionistas blanquirrojos. Y es que Félix Revuelta ha querido explicar de primera mano cómo se han ido desarrollando los acontecimientos desde septiembre de 2019 hasta nuestros días, cuando el presidente ha levantado su voz contra la situación de bloqueo para ejecutar la ciudad deportiva.

“Para un equipo de referencia es esencial tener ciudad deportiva. El año pasado ya hubo jugadores que se negaron a venir por las instalaciones. Y ahora lo que planteamos es la fase uno, que implica la construcción de un campo de hierba natural para el primer equipo y dos de hierba artificial para el fútbol base, con edificaciones movibles de madera para vestuarios”, ha recalcado. Una construcción que no se aprueba por el tema de los accesos, lo que ha llevado al desencuentro actual con el Consistorio logroñés.

“Hay dos aspectos que quiero dejar claros: no voy a abandonar ni el club ni el hacer la ciudad deportiva, la vamos a hacer, si no es en Logroño, será en otro lugar: Lardero, Alberite, Villamediana o si hace falta nos vamos a Viana o a Oyón”, ha indicado Revuelta, quien ha dado de plazo hasta enero para poner en marcha el proyecto en tierras logroñesas. Por último, ha insistido en que “la ciudad deportiva no es un proyecto de Félix Revuelta, si no de 500 accionistas, de 96 empleados y aspiramos a alcanzar los 5.000 abonados esta temporada”.